Sentido del espacio terapéutico

El espacio psicoterapéutico de la consulta no es un espacio cualquiera. En él la persona abre su mundo interior y ello pide como necesario una protección y un ambiente que permita a la vez la apertura y el recogimiento. La consulta ofrece un espacio de atención y contención de todo lo que forma parte de la vida de la persona. La exposición de sus vivencias encuentran una acogida sin juicio. Dos palabras representan, física y simbólicamente, el espacio terapéutico tal como lo entiendo : Atanor y Khrysallis.

Atanor era para los alquimistas el espacio donde sucedían las transmutaciones. Era el horno donde se colocaba la sustancia a transformar. Podemos entender que la sustancia a transformar somos nosotros mismos con nuestros miedos, conflictos emocionales, compulsiones, etc... Y esta transformación se produce no por la represión o evitación sino por el reconocimiento, confrontación, comprensión e integración. Apunta a la unificación y la totalidad. Se trata de liberar una esencia individual y única que siempre ha estado en nuestro interior.

Khrysallis (crisálida en griego). Es el lugar de las metamorfosis, la matriz de las transformaciones. Es una envoltura protectora y a la vez representa un estado transitorio entre dos etapas del devenir de la vida. En este espacio tiene lugar una maduración que a menudo implica la aceptación y renuncia a un cierto pasado y la apertura a un nuevo estado, condición de la plenitud. La crisálida inspira respeto, cuidado y protección.

 

Calle Lacy, 62-64 2º 2ª - Sabadell - Barcelona | Medicina Homeopática: 93.727.63.51 | Psicología y Psicoterapia: 93.747.84.01

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para el análisis de estadísticas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies.

Acepto las cookies en este sitio.