Historia clínica homeopática

Hay una serie de cosas que son importantes de conocer por parte del médico homeópata que está trabajando para encontrar el remedio homeopático que le puede ayudar.

Por un lado, necesitará los mismos datos clínicos que cualquier otra médico: historial médico, la exploración física y todas las pruebas diagnósticas que se le hayan hecho: analíticas, ecografías, radiografías, etc. En la historia clínica son importantes no sólo los datos que hacen referencia a la enfermedad que es motivo de consulta, si no todo lo que se conozca del historial médico desde el mismo momento de la concepción. En niños, además, es especialmente importante conocer, con todos los detalles posibles, cual ha sido el curso del embarazo. También los antecedentes médicos y psicológicos de los familiares más directos. Hasta aquí la manera de hacer la historia clínica es común a todos los médicos.

Además, está el procedimiento específico de la medicina homeopática: para encontrar el remedio adecuado a la persona necesitará recoger una serie de datos más, porque no está eligiendo un remedio para la enfermedad sino un remedio individualizado para usted o por su hijo. Así, no le bastará al saber cuándo y dónde le duele, sino que le pedirá que se esfuerce en describir el dolor, al que se parece, qué matiz tiene. Le hará preguntas muy detalladas de cuáles son sus respuestas al medio, sus gustos alimenticios, las sensibilidades al frío y al calor, y muchas cosas más que constituye lo que llamamos factores de individualidad.

Ya yendo más a fondo, también le preguntará sobre sus circunstancias psicológicas, que es lo que le hace sufrir, cuáles han sido los hechos más traumáticos de su vida, cuáles son sus varias circunstancias personales, laborales y de relación. Todo está entrelazado, aunque el motivo de consulta sea un dolor en la punta del dedo.

También será importante lo que observe directamente en su forma de ser, si hay más bien timidez, extroversión o desconfianza, por ejemplo, y como es su constitución y la morfología física,

Por todo lo expuesto hasta ahora, una primera historia homeopática es larga y laboriosa, no se puede hacer con prisas, puede durar tranquilamente entre una y dos horas.

La curación integral es un largo camino que pide un compromiso y una implicación personales, pero se busca desde el primer momento una mejoría en la calidad de vida.

 

Calle Lacy, 62-64 2º 2ª - Sabadell - Barcelona | Medicina Homeopática: 93.727.63.51 | Psicología y Psicoterapia: 93.747.84.01

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para el análisis de estadísticas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies.

Acepto las cookies en este sitio.