Preguntas más frecuentes sobre la homeopatía

¿Qué es?
¿Qué enfermedades se pueden tratar con la medicina homeopática?
¿Quién se puede beneficiar de los tratamientos homeopáticos?

¿Cuánto tiempo debe durar un tratamiento homeopático?

¿Con qué periodicidad se realizan las visitas?

¿En qué consiste la agravación homeopática?

¿Cómo se hace el diagnóstico homeopático?

¿En qué consiste la prevención en homeopatía?

¿Cuál es el origen de los remedios y cómo se preparan?

¿Cuál es el origen de la homeopatía?

¿Donde se practica?

¿Cómo se forman los médicos homeópatas?
¿Se investiga en medicina homeopática?

 

¿Qué es?
Lo que una sustancia es capaz de producir, es capaz de curarlo. Es una técnica terapéutica que consiste en tratar los distintos estados de desequilibrio de los seres vivos administrándoles dosis mínimas de la misma sustancia que en dosis más elevadas los produciría estados parecidos a los que sufren. Se dice que actúa según el principio de similitud, cuando se administra según el principio de la dosis mínima.



¿Qué enfermedades se pueden tratar con la medicina homeopática?
Es muy efectiva en todas las patologías de carácter leve y medio, ya sean agudas como crónicas, esto quiere decir una larga lista: afecciones habituales pediátricas, como fiebres, anginas, bronquitis, resfriados, otitis, diarreas, problemas de comportamiento ... afecciones alérgicas como asma, rinitis, dermatitis atópica ..., afecciones digestivas como el síndrome del colon irritable, úlceras, gastritis, trastornos biliares ..., afecciones del aparato locomotor como artritis, dolores articulares, óseos y musculares, coadyuvante en traumatismos ..., dolores de cabeza y migrañas, vértigos ..., afecciones del aparato urinario como cistitis y eliminación insuficiente de líquidos ..., afecciones hormonales, afecciones ginecológicas y urológicas, afecciones oculares como conjuntivitis y glaucoma, afecciones generales como el síndrome de fibromialgia y fatiga crónica, trastornos metabólicos como exceso o defecto de peso ... afecciones psicológicas como ansiedad, depresión, síndrome post-traumática, miedos ... trastornos del sueño como insomnio, somnolencia, pesadillas, terrores nocturnos ...

En cuanto a enfermedades crónicas más graves de tipo lesional, como en el cáncer, diabetes, reumatismos, etc. la homeopatía ayuda a mantener a la persona en un estado óptimo, mejorando su calidad de vida y su confort. Por ejemplo hemos observado en el Hospital de Mataró que los pacientes oncológicos en quimio y radio terapia y que a la hora recibían tratamiento homeopático, presentaban muchos menos efectos secundarios.



¿Quién se puede beneficiar de los tratamientos homeopáticos?
Todo el mundo, desde el embarazo (donde es inocua y beneficiosa), hasta la tercera edad, pasando por todas las edades y condiciones. Cualquier persona puede beneficiarse en mayor o menor grado.



¿Cuánto tiempo debe durar un tratamiento homeopático?
Esto es muy variable. El tiempo de curación es proporcional al tiempo de enfermar. Mientras que unas anginas se pueden curar en horas, una enfermedad que haya tardado años en instaurarse normalmente tardará unos meses en mejorar o solucionarse. Normalmente se observa una mejoría progresiva desde el comienzo. Otro factor que interviene en la velocidad de curación tiene que ver con el nivel de vitalidad de la persona. Una persona que con mucha vitalidad es curará de una manera rápida e intensa. Una persona debilitada tendrá un proceso más suave.



¿Con qué periodicidad se realizan las visitas?
Lo más frecuente es que sean mensuales. Al inicio, si es una patología muy intensa pueden ser quincenales. Y a medida que no existe la necesidad de hacer un tratamiento tanto cuidado pueden ser bimensuales, trimensuales hasta realizarse cada 6 o 12 meses cuando sólo es necesario un seguimiento de control.



¿En qué consiste la agravación homeopática?
Por agravamiento homeopático se entiende la reacción inicial que tiene lugar después de tomar un remedio homeopático apropiado. Es un indicio de que la energía Vital está comenzó a caminar hacia una respuesta curativa. Cuanta más vitalidad tiene la persona, más intensa puede ser esta reacción inicial. Normalmente sólo dura unas horas o como mucho un par de días y es diferente de los efectos secundarios, que son de naturaleza bioquímica, que se pueden sufrir con los remedios farmacológicos.



¿Cómo se hace el diagnóstico homeopático?
Se hace básicamente a través de la Historia Clínica, aunque también ayudan los datos procedentes de la exploración clínica y de pruebas médicas. En la historia clínica médica se añade el interrogatorio homeopático, que busca conocer en profundidad cuál es la manera individual, única y exclusivamente en que la persona siente y reacciona a todo lo que la rodea. En esto consiste la aplicación del principio de individualidad, que se correspondería con el dicho "no hay enfermedades, sino enfermos".



¿En qué consiste la prevención en homeopatía?
La enfermedad empieza a imprimirse en nuestro sistema energético vital con anterioridad al estallido del cuadro clínica. Este proceso se manifiesta de una manera sutil: un cierto cansancio, cambios en los deseos y aversiones alimentarias, cambios en el carácter, en la sensibilidad al entorno. Con el tratamiento homeopático es posible incidir en esta fase previa y actuar, por tanto, preventivamente. Igualmente actuamos de manera preventiva cuando tratamos a los niños de las afecciones habituales de infancia, reforzando su sistema inmunológico y haciéndolos más resistentes a las infecciones y otras posibles enfermedades futuras. Incluso el tratamiento homeopático recibido durante el embarazo es beneficioso para la futura salud del niño.



¿Cuál es el origen de los remedios y cómo se preparan?
Los remedios se obtienen mayormente de sustancias procedentes de los reinos animal, vegetal y mineral.
Cualquier elemento de la naturaleza puede convertirse en remedio homeopático después de una cuidadosa preparación.
Esta consiste en una serie de pasos consistentes en diluciones sucesivas (principio de dilución) junto a unas vibraciones rítmicas llamadas "sucesiones" (principio de potenciación). Gracias a este proceso, la información contenida en la sustancia pasa al disolvente o vehículo.

La Homeopatía es una medicina energética e informacional: actúa sobre lo que se llama la energía vital, corrigiendo sus diversos desequilibrios.



¿Cuál es el origen de la homeopatía?
Su descubridor fue el médico alemán Samuel Hahnemann, a mediados del siglo XVIII. Desde aquellos lejanos años, miles de médicos han dedicado todos sus esfuerzos y conocimientos. Gracias a ello ha ido avanzando hasta disponer, en nuestros días, de un cuerpo considerable de conocimiento y experiencia.



¿Donde se practica?
Ampliamente diseminada en varios países de los cinco continentes, actualmente se calcula que cuenta con más de 300 millones de usuarios en todo el mundo.



¿Cómo se forman los médicos homeópatas?

Consiste en una formación teórico-práctica a lo largo de dos años o más. En el Estado Español es título universitario propio (Masters y postgrados) en varias universidades.
De hecho, la formación es continua y dura toda la vida profesional, a través de publicaciones, congresos, cursos intensivos, etc.



¿Se investiga en medicina homeopática?
Sí, a pesar de la falta de recursos procedentes de los medios oficiales, es un sector muy dinámico a nivel mundial y los conocimientos sobre sus fundamentos se están ampliando continuamente. Esto es inseparable del progreso de la ciencia y de las tecnologías de la información.

Maria Àngels Carrera

 

Calle Lacy, 62-64 2º 2ª - Sabadell - Barcelona | Medicina Homeopática: 93.727.63.51 | Psicología y Psicoterapia: 93.747.84.01

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para el análisis de estadísticas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies.

Acepto las cookies en este sitio.